Un viaje de verdad

Bienvenidx, acabas de llegar a un blog distinto. No es coincidencia que estés aquí, algo encontrarás, entre ello una nueva forma de viajar. Me importa mucho que cada moneda ahorrada para tu viaje sea utilizada en momentos de calidad, a un paso tranquilo, disfrutando de una experiencia única.

Da lo mismo si te vas diez días o cinco años, la cantidad es lo de menos, lo importante es el buen uso del tiempo dedicado a conocer realmente un destino.  Y para ello quiero regalarte los lentes que yo ocupo, te permitirán adentrarte en la cultura de un país: su gente, idioma, religión, historia, moda, comida, a todo lo hace a cada lugar, algo tan único.

Capadoccia, Turquía.

Y en esta aventura tan tuya, no correrás, no te estresarás por cumplir un itinerario, no tendrás la misma fotografía de Instagram que otras miles de personas, no estarás agotadx en tu post-viaje. Podrás contar lo que pocos ven y a tu regreso dirás ¡ Wow, me encantó!.

Las montañas de Marruecos

Esto yo te voy a enseñar. Viajar lento me ha permitido tener un acercamiento más profundo a los secretos de cada rincón de este mundo.  No sé si ya haya visitado algún sitio que estés buscando, tal vez sí, tal vez lo haga más adelante. Pero cual sea el lugar donde yo esté encontrarás cada detalle a través de esta plataforma y todas mis redes sociales.

Deseo que en este espacio descubras algo nuevo para tus viajes. No olvides suscribirte a mi newsletter, recibirás un post cada semana.

Con amor … Moncoco.